Web de Viajes y + | Sobre webdelviajero.com | Contacta con nosotros

volver a inicio

Destinos

Gastronomia

Ocio

Rutas monumentales

Rutas naturales

Viajes

DIRECCIONES INTERESANTES

Aplicaciones Online

Boletines Digitales

POSTs para Agencias

Notas de Prensa

Rincón de Noticias

Soluciones B2B

Canal Compras

Canal Comunicación

Canal Viajes

Canal Noticias

Canal Agencias

Canal NP

Canal Boletines

Canal Aplicaciones

Canal Información

webdelviajero en Facebook
LA TIENDA 902026372

Radio SonicSpace CD/MP3/SD/USB con altavoces 28W RMS en ibericshop.com
RADIO SONICSPACE CD/MP3/SD/USB CON ALTAVOCES 28W RMS EN NEGRO RADIO AM/FM CON LECTOR DE CD ...
volver a inicio
LA SETENA DE BENIFASSÀ (CASTELLÓN)
La Pobla de Benifasar se encuentra en la zona montañosa del norte de la provincia de Castellón, en los límites provinciales de Tarragona y Teruel, situada entre el Barranco de la Puebla y el Barranquet de la Font. El viajero atravesará las viejas y bellas aldeas -ya desaparecidas- del Boixar y Bellestar, Bel, Coratxar, y otros lugares poco poblados como Vallibona o Castell de Cabres....
La Pobla de Benifasar se encuentra en la zona montañosa del norte de la provincia de Castellón, en los límites provinciales de Tarragona y Teruel, situada entre el Barranco de la Puebla y el Barranquet de la Font. El viajero atravesará las viejas y bellas aldeas -ya desaparecidas- del Boixar y Bellestar, Bel, Coratxar, y otros lugares poco poblados como Vallibona o Castell de Cabres, para disfrutar del recorrido a través de los impresionantes y solitarios caminos que existen en forma de herradura por todo el territorio. Sin duda, el viajero se olvidará por un largo e intenso momento de la incesante presión de la gran ciudad.

Evidencias desde el Mesolítico
Se ha podido constatar que los primeros pobladores de la comarca pertenecieron al Mesolítico; así, en la Cova dels Rossegadors situada en el margen derecho del segundo barranco dels Rossegadors -próximo al río Senia-, se encontraron varios grupos con un total de 79 figuras pintadas, descubiertas en el año 1947 al utilizarse la cueva como almacén de explosivos para la construcción del cercano embalse de Ulldecona. Por esta razón, se le conoce también como la Cova del Polvorí, aunque en realidad se trata de un abrigo protegido por un muro de piedra, que consta de una puerta.

ALGO PARA RECORDAR
La Tenencia de Benifasar perteneció en feudo al abad del monasterio del mismo nombre. De toda la Tenencia, Benifasar constituyó el centro neurálgico de esta pequeña comarca y su historia ha estado siempre íntimamente ligada a la de su antiguo castillo y al Monasterio de Santa María de Benifasar. También se le conoce con el nombre de la “Setena de Benifassà”, puesto que en ella se encontraban los siete pueblos que estuvieron bajo el señorío y tenencia del abad del monasterio, como eran, Bel, Bell-estar, Boixar, Castell de Cabres, Coratxà, Fredes y la Puebla de Benifasar. De todos ellos, sólo dos quedan en la actualidad, Castell de Cabres y la Puebla de Benifasar -con Fredes adscrito-; mientras que el Boixar, Bell, Bell-estar y Coratxà han quedado deshabitados.

En el año 1195, Alfonso II de Aragón concedió al Obispo de Pons de Tortosa el Castillo de Benifasar que todavía estaba en poder de los moros. En el año 1229 el monasterio de Poblet recibió estas tierras de manos de Guillém de Cervera y sus monjes levantaron en el interior del castillo una ermita dedicada a Santa Escolástica. En el año 1233 Blasco de Alagón lo incorporó a la demarcación de Morella. Ese mismo año, Jaime I autorizó a los cistercienses de Poblet a que fundaran un nuevo monasterio allí mismo. El tercer abad Guillermo de Almenara lo trasladó a su actual emplazamiento en el año 1250 y los monjes se desplazaron desde la ermita de Santa Escolástica para instalarse en las nuevas dependencias del monasterio al que llamaron Real Monestir de Santa Maria de Benifassà. El traslado de los monjes a sus nuevas dependencias provocó el abandono paulatino del castillo y la aceleración del proceso de degeneración de sus construcciones. Hoy apenas quedan restos visibles de la fortaleza -emplazada en el interior del monasterio- y ni tan siquiera sus moradoras conocen la ubicación exacta. Su estado ruinoso dificulta aún más su localización.

Durante las guerras carlistas el general Cabrera convirtió el monasterio en un hospital de sangre y depósito de prisioneros, donde se refugiaron los supervivientes del ejército de Pardiñas, tras el desastre de Maella.

Durante la Guerra de la Independencia, los soldados de Napoleón hicieron una tremenda rapiña que agravó su deterioro. El monasterio quedó sometido al expolio y se dice que entre las obras de arte desaparecidas se encontraba el primer manuscrito dels furs del Reino de Valencia, atribuido a los propios monjes de Benifasar; una casulla de San Bernardo y otros valiosos documentos.

En la parte más elevada de la puebla de Benifasar se alza la iglesia parroquial dedicada a San Pedro Apóstol. Su emplazamiento supone un auténtico deleite a los ojos del viajero. Su primitiva traza era románica aunque fue objeto de varias modificaciones que la han desfigurado. El campanario fue alcanzado por un rayo y sus cascotes dañaron la cúpula. También se pueden adivinar algunos pequeños lienzos de lo que debieron de ser las murallas del castillo del Boixar y un edificio que debió pertenecer a su estructura, en el término de la Puebla de Benifasar. En el espacio físico actual también se identifican construcciones más modernas. Todavía se pueden contemplar las ruinas del desaparecido castillo de Castell de Cabres en un lateral del monte llamado la “Mola del Castell”; el cual debió de ser un puesto avanzado de vigilancia de otras fortalezas más cercanas.

FESTEJOS
La Puebla de Benifasar celebra sus fiestas el 29 y 30 de Junio además del 15 de Agosto y se les conoce con el nombre de Poblencs. Vallibona celebra sus fiestas en agosto y el primer domingo de octubre en honor de los Santos Mártires. Todos los años se realiza la romería a la ermita del Santo Domingo el cuatro de agosto y otra a la virgen de la fuente de Peñarroya, en la provincia de Teruel, cada siete años. Por otra parte, Castell de Cabres celebra sus fiestas patronales en honor a San Lorenzo el 10 de Agosto.
volver a inicio

Para el viajero

Vete de viaje con la última tecnología

GIF Logo Logitravel

Vueling

Air France

Hotels.com

KLM España

Lufthansa

Viajes Marsans