Web de Viajes y + | Sobre webdelviajero.com | Contacta con nosotros

volver a inicio

Destinos

Gastronomia

Ocio

Rutas monumentales

Rutas naturales

Viajes

DIRECCIONES INTERESANTES

Aplicaciones Online

Boletines Digitales

POSTs para Agencias

Notas de Prensa

Rincón de Noticias

Soluciones B2B

Canal Compras

Canal Comunicación

Canal Viajes

Canal Noticias

Canal Agencias

Canal NP

Canal Boletines

Canal Aplicaciones

Canal Información

webdelviajero en Facebook
LA TIENDA 902026372

Radio SonicSpace CD/MP3/SD/USB con altavoces 28W RMS en ibericshop.com
RADIO SONICSPACE CD/MP3/SD/USB CON ALTAVOCES 28W RMS EN NEGRO RADIO AM/FM CON LECTOR DE CD ...
volver a inicio
Tesoro monumental de Cuéllar
El siglo XIII fue un siglo importante desde el punto de vista artístico para Cuéllar. Se construyeron notables conventos y monasterios en su término, como los de San Francisco y Santa Clara. La convivencia de los cristianos nuevos con musulmanes y judíos hizo posible el desarrollo de barrios con unas particularidades propias y con una personalidad claramente definida. Los barrios de la morería y la judería crearon no sólo una forma peculiar de vida sino una arquitectura popular con sus propios rasgos y características. Todavía hoy en día se puede rememorar en una de las calles más típicas de Cuéllar, el barrio de la Morería, o el arco de la Judería que recuerda el lugar donde hicieron su vida los judíos. Cuéllar, junto con Sahagún y Arévalo han sido considerados como uno de los centros mudéjares de toda la meseta del Duero.
A pesar de la profusión del mudéjar en el interior de la población existen también importantes huellas del románico, del gótico, del renacimiento y del barroco. El siglo XVII fue un siglo de depresión económica y el siglo XVIII de lenta recuperación. En este último siglo se construyeron numerosas obras de estilo barroco, adaptando las iglesias mudéjares al nuevo estilo. El siglo XIX y XX se caracteriza por la decadencia económica, el deterioro y pérdida del património histórico-artístico, hundimiento de la antigua muralla, abandono y ruina de conventos, etc. Cuéllar fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1931.

EL CASTILLO DE CUÉLLAR
El Castillo de la población se construyó en el siglo XV a cargo de Beltrán de la Cueva, consejero del rey Enrique IV. El castillo es de planta rectangular y dispone de tres torres cilíndricas además de una cuadrada. En su interior sobresale la doble galería de arcos sobre columnas que rodean el patio y las inmejorables techumbres de sus dependencias. Actualmente se puede admirar en una de las torres la impresionante bóveda de crucería que recorre la antigua capilla. De este castillo partían los muros que rodeaban la ciudad medieval y a la que se accedía por las puertas de San Andrés y San Martín. De hecho en la actualidad se conservan casi intactas las murallas que rodean la antigua ciudadela. En el siglo XIX este castillo sirvió de cárcel y en el siglo XX ha tenido varios usos sociales -hospital- y culturales -sede docente para formación profesional-.

LAS MURALLAS
La población contaba con un doble recinto amurallado. El primero de ellos cerraba la ciudadela en la parte alta y el segundo arrancaba de éste hacia la población. Algunos especialistas señalan que posiblemente se levantaran sobre restos de antiguas fortificaciones romanas. Se conoce el perímetro de la muralla con toda exactitud puesto que hoy en día se conserva una buena parte de la primera, no así de la que rodeaba la ciudad de la que quedan escasos vestigios. Sobresale la puerta interior de San Basilio y el Arco de San Martín. Otras de menor importancia son las puertas del barrio de la Judería, el de Santiago, etc.

LA IGLESIA DE SAN MARTÍN
La Iglesia se levanta muy próxima al castillo. Dispone de tres naves y tres ábsides de estructura poligonal con una torre exenta o independiente. Es de estilo mudéjar y fue construida en pleno siglo XIII. Dispone de varias puertas con arquivoltas de medio punto que están enmarcadas por un alfiz. El ábside mayor aparece adornado con arquerías ciegas de medio punto y los ábsides laterales presentan unas ventanas de menor tamaño que el ábside mayor. Es propiedad particular y en la actualidad se encuentra practicamente abandonado. Fue declarado patrimonio artístico nacional en el año 1931.

LA IGLESIA DE SAN ESTEBAN
La Iglesia de San Esteban es de estilo mudéjar. De ella destaca su impresionante y bello ábside que está recorrido por franjas de arcos ciegos de medio punto al más puro estilo mudéjar. La esmerada utilización del ladrillo en exteriores le ha valido el calificativo de “románico de ladrillo” por la proximidad estilística con otros estilos en alza en esos momentos. En el presbiterio de la misma se guardan los sepulcros mudéjares donde se puede admirar la rica y variada decoración realizada a base de yeserías y otros elementos propios del mudéjar. Especial mención merecen los dos retablos de los que dispone la iglesia, ambos del siglo XVI. Fue declarada monumento artístico nacional en el año 1931.

EL ROMÁNICO
La Iglesia de San Andrés conserva dos portadas al más puro estilo románico castellano-leonés. Estas portadas son de piedra con arcos de medio punto y están situadas una al mediodía y otra a los mismos pies de la iglesia. Ésta se encuentra situada en la zona norte de la población. Dispone de tres naves y tres ábsides poligonales. Su interior alberga varias imágenes románicas de singular belleza como la imagen de la Virgen y el Cristo de San Gil. La antigua Iglesia de San Pedro, situada en la parte baja de Cuéllar, conserva una pequeña portada de estilo románico. Esta Iglesia servía de remate a la muralla medieval de la ciudad y consta que ya existía, incluso en el siglo XI. Otro importante monumento de ésta época es el antiguo palacio de Pedro I el Cruel situado en la calle del Colegio que ha sido declarado monumento artístico nacional en 1974.

EL GÓTICO
Cuéllar conserva importantes vestigios góticos en las Iglesias de San Miguel, San Pedro, Santo Tomé. Destaca también el arco de piedra que da acceso al antiguo hospital de la Magdalena y la pila bautismal de Santa Marina. Otros arcos importantes son los que dan acceso a varias propiedades particulares situados en las calles de la Morería y la del Duque de Alburquerque. En escultura sobresale la imagen de la Virgen del Rosario de Santo Tomé; la imagen de la Virgen de la Palma del Salvador; el Calvario y la imagen de la Rochela en la iglesia de San Andrés. En pintura destaca la obra de Juan Fernández que estuvo durante mucho tiempo en el Hospital de la Magdalena hasta su paso al Ayuntamiento de la ciudad.

SAN FRANCISCO Y SANTA CLARA
La población conserva también restos de antiguos monasterios de vital importancia en el devenir histórico de la villa, como el Convento de San Francisco o el Convento de Santa Clara. El primero fue fundado a mediados del siglo XIII y se convirtió en el panteón de la familia de la Cueva, duques de Alburquerque. Algunos señalan que en las obras intervinieron artistas de la talla de Gil de Hontañón. La portada que todavía se conserva es renacentista. Los valiosos sepulcros en alabastro de estilo renacentista que guardaba se encuentran hoy en Nueva York. El segundo fue fundado en pleno siglo XIII. Dispone de una iglesia de una sola nave en estilo gótico, conserva varias imágenes románicas y un retablo renacentista de singular belleza.

OTRAS IGLESIAS MUDÉJARES
Conserva el termino municipal restos de otras iglesias de estilo mudéjar, realizadas principalmente en el siglo XIII que están muy deterioradas por el paso del tiempo, como la de Santiago, Santa María de la Cuesta, el Salvador, Santa Marina, la Trinidad, Santo Tomé y San Miguel. Entre los edificios civiles más destacados sobresalen antiguas casas y palacios señoriales como la Casa de los Bazanes o palacio de Santa Cruz o las torres de San Andrés y San Basilio.

EL HOSPITAL DE SANTA MARÍA
A finales del siglo XV fue construido el Hospital de Santa María por orden de Gómez González, arcediano de Cuéllar. El Hospital destaca por su bella portada en la que aparecen varios escudos y una lápida con caracteres góticos.

EL SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DEL HENAR
El Santuario de Nuestra Señora del Henar fue construido en el año 1580 en un lugar donde se cuenta ocurrió una aparición de la Virgen a un pastor. Esta pequeña ermita fue reformada en dos etapas sucesivas durante los siglos XVII y XVIII ampliándose notablemente su interior. Dentro sobresalen la cúpula y las bóvedas por la calidad de sus pinturas. Se conserva en buen estado el retablo mayor, obra de Manuel García Codos de Peñafiel, de 1784. El camarín es la dependencia mejor conservada del Santuario. Contiene pinturas de José Micot, Antón Wolfaert y Willem Van Herp. Todos los años se realiza una santa romería al santuario, el domingo de San Mateo, septiembre.
volver a inicio

Para el viajero

Vete de viaje con la última tecnología

GIF Logo Logitravel

Vueling

Air France

Hotels.com

KLM España

Lufthansa

Viajes Marsans