Web de Viajes y + | Sobre webdelviajero.com | Contacta con nosotros

volver a inicio

Destinos

Gastronomia

Ocio

Rutas monumentales

Rutas naturales

Viajes

DIRECCIONES INTERESANTES

Aplicaciones Online

Boletines Digitales

POSTs para Agencias

Notas de Prensa

Rincón de Noticias

Soluciones B2B

Canal Compras

Canal Comunicación

Canal Viajes

Canal Noticias

Canal Agencias

Canal NP

Canal Boletines

Canal Aplicaciones

Canal Información

webdelviajero en Facebook
LA TIENDA 902026372

Radio SonicSpace CD/MP3/SD/USB con altavoces 28W RMS en ibericshop.com
RADIO SONICSPACE CD/MP3/SD/USB CON ALTAVOCES 28W RMS EN NEGRO RADIO AM/FM CON LECTOR DE CD ...
volver a inicio
Tailandia, la mirada de Oriente
Si por algo se distingue Tailandia es por sus numerosos encantos, sus gentes y su inmensa cultura. Tanto es así, que ha sido considerado como el país más alegre y exótico de todo el continente asiático.
Tailandia es un país de bellos paisajes y de grandes riquezas ecológicas, como atestiguan los más de 17.000 Km cuadrados que ocupan sus 58 parques naturales que se extienden de Norte a Sur por todo el país. Todos ellos mantienen fáciles accesos y una dotación de servicios envidiable. Entre los más importantes sobresalen Mae Ping o Phu Hin Rongkla, en el Norte; Erawan o Si Nakkharin en la región central; Kaeng Tana o Phu Kradung en el Noreste; Mu Ko Chang o Khao Laem Ya Kob Samet en la costa este y Khao Sam Roi Yot o Similan en el Sur.

Es Tailandia un país tranquilo, sosegado y consciente de sus enormes posibilidades turísticas. El amante de la Naturaleza tiene aquí, más que en otro lugar, un paraíso en el corazón de Oriente donde puede disfrutar de la gran cantidad y variedad de amplios espacios naturales, vírgenes, salvajes, agrestes y, en algunos casos, inhóspitos e intransitados. Pero no sólo eso. Aquellos que aman la playa y el turismo de masas se pueden encontrar abundantes espacios para disfrutar del buen clima y de las aguas cristalinas de sus costas. En Tailandia, el turismo, el sol, la playa, la costa, la montaña, la gastronomía, la hospitalidad de sus gentes, el folclore y la artesanía forjan un sello propio que la diferencia del resto del continente asiático y le imprime un carácter definido convirtiéndola en el paraíso tropical más singular del lejano Oriente.

En el Levante, a tan sólo tres horas en coche desde Bangkok, se encuentran las localidades costeras de Cha-Am y Hua-Hin que poseen las condiciones ideales para pasar unos días de vacaciones con todos los ingredientes necesarios para garantizar una estancia inolvidable. A pocos kilómetros de Cha-Am se encuentra la bella localidad de Phetchaburi, hoy capital de provincia, ciudad histórica y centro de producción artística del período Ayutthaya. En Hua-Hin se puede visitar el llamado palacio de verano Klai Kangwon del rey Rama VII, que consiguió atraer al turismo de elite de la sociedad tailandesa. Otra de sus peculiaridades es que en su núcleo histórico se realiza un espectacular mercado nocturno que congrega a un gran número de visitantes de todas las regiones vecinas.

La costa este de Tailandia se extiende a lo largo de 500 kilómetros desde la desembocadura del río Chao Phraya hasta la frontera con Camboya. Mantiene una oferta hotelera de singular relevancia al servicio del turista durante todo el año. Su playa más visitada es la de Pattaya aunque existen otras no menos interesantes como la de Rayong, Ko Samet y el archipiélago de Ko Chang. Otro de los valores añadidos de esta zona este del país es su gran proximidad a la capital, lo que la convierte en un destino preferido por los visitantes. Muy próximo a Pattaya se halla el destino más atractivo para los amantes del riesgo y la aventura: las inhóspitas islas de Ko Man Nok, Ko Thai y Ko Man Wichai.

Este país asiático dispone de un clima tropical húmedo, con una temperatura media anual que oscila entre los 27 y los 30 grados centígrados, lo que permite al visitante disfrutar de unas vacaciones muy completas y de un ambiente altamente agradable en cualquier momento y en cualquier temporada del año. Conviene matizar que existe una pequeña variante de este clima tropical, llamado de monzón, en la parte sur del país cuya temperatura media diurna oscila entre 28º y 34 grados, aunque en Phuket suelen alcanzarse fácilmente los 30 grados. Al norte en cambio, la media diurna es de 23-28 grados y la nocturna 11-16 grados, según la época del año.

La noche se vive con especial intensidad en Pattaya Sur, conocido popularmente como La Franja. Más al norte se halla la localidad de Bang Saen que, además de con una excelente playa, cuenta con un acuario de dimensiones considerables. Próximo a éste se encuentra el parque acuático Mundo Oceánico y muy cerca se puede visitar el zoo abierto de Khao Khieo, donde numerosas especies de animales salvajes se desarrollan en su hábitat natural. Al sur está Rayong y más hacia el sureste se hallan las provincias de Chathaburi y Trat. La primera se conoce como la 'provincia jardín' por su exuberante vegetación y su potencial colorido. Por último, se encuentra Ko Chang que es la isla más grande de Tailandia después de Phuket en la que los apasionados de la Naturaleza podrán contemplar un paisaje idílico además de disfrutar de una paz sobrecogedora.

La costa suroeste de Tailandia está considerada como un auténtico vergel y paraíso tropical de Tailandia. Sus blancas playas son de fina arena y están bañadas por las aguas del mar de Andamán. Si Pattaya es la joya de la costa este, Phuket es conocida como la 'perla del sur'. Su belleza es indescriptible. Se encuentra a tan sólo una hora de vuelo desde Bangkok y a 20 kilómetros se hallan las islas gemelas de Phi Phi, permanentemente conectadas por ferry con Phuket y en las que se esconden bellezas naturales difíciles de escapar a la memoria del viajero. Más al sureste se halla Krabi, donde las costas forman multitud de calas, bahías de complicado acceso y otros accidentes geográficos de una singular belleza. Otro de los lugares de visita recomendada es el Parque Nacional de Khao Phrthaew, donde se puede admirar la última jungla virgen de Phuket.

Otra de las grandes cualidades de este país asiático es su abundante, exótica y singular cocina thai que ofrece una amplia gama de posibilidades, desde los puestos callejeros con precios irrisorios hasta los restaurantes más refinados. Tailandia es todo un paraíso para los gourmets. En estas tierras se pueden encontrar en torno a mil diferentes salsas propias del país. Sobresale el delicioso Ped Dang (asado con jenjibre) o los no menos sabrosos Khao Mangal (pollo al vapor) o el Sukijakithai, combinado de diversas carnes y pescados. Aún así, es justo prevenir al viajero y advertirle de que se encuentra ante una cocina bien especiada y con abundancia de salsas y complementos picantes que pueden hacer las delicias de los estómagos más atrevidos, pero no así las de los más inexpertos, que pueden pagar cara su osadía. Esto, sin embargo, no debe preocupar a los que no aman estos sabores ya que es posible, a precio razonable, degustar cocina china auténtica en los numerosos restaurantes que existen por todo el país.

Si deseamos realizar compras con la intención de guardar un buen recuerdo de nuestro paso por el edén de Oriente, conviene comprar productos típicos como sombrillas, cerámica, lacas, sedas, artesanía de madera, artículos de imitación e, incluso, joyas. La exportación de imágenes de Buda y objetos religiosos está restringida, precisándose licencia especial para ello.
volver a inicio

Para el viajero

Vete de viaje con la última tecnología

GIF Logo Logitravel

Vueling

Air France

Hotels.com

KLM España

Lufthansa

Viajes Marsans