Web de Viajes y + | Sobre webdelviajero.com | Contacta con nosotros

volver a inicio

Destinos

Gastronomia

Ocio

Rutas monumentales

Rutas naturales

Viajes

DIRECCIONES INTERESANTES

Aplicaciones Online

Boletines Digitales

POSTs para Agencias

Notas de Prensa

Rincón de Noticias

Soluciones B2B

Canal Compras

Canal Comunicación

Canal Viajes

Canal Noticias

Canal Agencias

Canal NP

Canal Boletines

Canal Aplicaciones

Canal Información

webdelviajero en Facebook
LA TIENDA 902026372

Radio SonicSpace CD/MP3/SD/USB con altavoces 28W RMS en ibericshop.com
RADIO SONICSPACE CD/MP3/SD/USB CON ALTAVOCES 28W RMS EN NEGRO RADIO AM/FM CON LECTOR DE CD ...
volver a inicio
El Pórtico de la Gloria, en la Catedral de Santiago de Compostela
Nos encontramos ante la obra cumbre de la escultura románica, un conjunto escultórico de denso mensaje religioso. Se trata de una bienvenida escultórica al peregrino que, tras el Camino de Santiago, acoge a sus fieles antes de presentarse ante la tumba de Santiago. Obra única e inconmensurable, bien merece un tratamiento aparte, acorde a la categoría sin igual en su significación artística e histórica.
Tras la gran mole barroca de la fachada del Obradoiro se alza imponente el conjunto del Pórtico de la Gloria de la catedral compostelana. Los expertos han coincidido en su mayor parte en afirmar que este majestuoso pórtico es la obra más perfecta de la escultura románica que se ha realizado jamás durante los siglos en los que se extendió la Edad Media. En esta majestuosa entrada al cielo se combinan de forma armónica y equilibrada la arquitectura con la escultura, fundiéndose en un abrazo inmortal, eterno e imperecedero y conformando un todo armónico y equilibrado. Más de 200 figuras, otros tantos capiteles, columnas, varios arcos y otros elementos arquitectónicos se combinan magistralmente, articulándose en torno a la figura de Dios Padre que preside todo el conjunto.

El Pórtico fue construido a mediados del siglo XII con la idea de sustituir la antigua portada del templo cristiano. Según la inscripción que aparece en sus dinteles el pórtico fue realizado justamente en el año 1188. Este gran y majestuoso pórtico fue concebido como un gran vestíbulo, para servir de albergue a los fieles en la iglesia antigua. Mide aproximadamente 17 metros de ancho por 4,50 de fondo. Antiguamente constaba de dos portadas, una que se abría hacia el exterior y otra que se abría hacia el interior. De la primera solamente se conserva la parte que da hacia el interior ya que la cara externa fue sustituida por la portada barroca de la Basílica. Este gran pórtico se levanta imponente entre las dos paredes lisas de las esbeltas torres románicas. La portada interior consta de tres arcos, dos más pequeños y un tercero mayor. Las jambas de las tres puertas del Pórtico están ocupadas por figuras de profetas y apóstoles que dialogan entre sí. Esta actitud anuncia la llegada del naturalismo que poco después envolverá a la escultura gótica.

El arco central está dividido por un grácil parteluz en el que es digna de admiración la columna central en la que se representa el misterio de la Encarnación. El capitel ilustra el origen divino de Jesús y en el fuste se puede admirar el árbol genealógico de Cristo humano y sobre él la Virgen. En el capitel principal se representan las tentaciones de Cristo y entre ambos capiteles se levanta una imagen sedente del apóstol Santiago. En los pilares que sostienes los arcos se encuentran las imágenes de los enviados de Dios del Antiguo y del Nuevo Testamento, fundadores del reino de Dios. Sobre éstos, se levanta un tímpano de exultante belleza en el que se representan escenas del Reino de Cristo glorificado que dirige a la Iglesia. La imagen de Jesús preside esta composición mientras que la estatua sedente y estática de tres metros de altura viste túnica y manto. A ambos lados de Cristo se hallan los evangelistas y los ángeles que portan el símbolo de la Pasión. La arquivolta que corona este precioso tímpano está decorada con las imágenes de 24 figuras sedentes que portan instrumentos musicales que se identifican con los 24 ancianos que se encuentran en el trono del cielo según nos ilustra el Apocalipsis.

Cada uno de los arcos mantiene su correspondencia simétrica con cada una de las naves de la insigne catedral compostelana. El arco lateral izquierdo presenta tres arquivoltas con follaje. Este arco muestra a los primeros padres, Adán y Eva; a los Patriarcas del pueblo de Israel; al grupo de pecadores que son recibidos por Cristo y el acto del bautismo. El arco lateral derecho presenta dos partes iguales. Sobresale la representación de alegorías y monstruos alados que encarnan los vicios humanos y los cuerpos desnudos de los pecadores que sanados por Jesús son liberados del pecado y conducidos a la salvación del alma.

Las bóvedas del vestíbulo se encuentran sobre arcos cruceros y están adornados con rosetones y otros elementos vegetales, los cuales han sido calificados como la primera muestra del arte gótico en España. Las basas de los pilares constituyen todo un mundo iconográfico de gran expresividad y belleza en el que resaltan sus 18 monstruos con diferentes formas humanas y animales. Aparte del parteluz existen otras tres columnas con motivos geométricos y antropomórficos. Detrás del parteluz se abre una pequeña cartela en la que se encuentra la figura de un joven arrodillado que tiene su mano extendida y en el que se lee la palabra Arquitectus que representa a su autor, el maestro Mateo. Se dice que el rey Fernando II visitó Compostela en el siglo XII y viendo inconclusa la catedral dejó a su arquitecto Mateo al mando de las obras. El pueblo le llama “O Santo dos Croques” o de los chichones -croque significa golpe dado con la cabeza- porque los visitantes acostumbran a golpear su cabeza con la figura del joven con la creencia de que así conseguirán obtener la maestría de su realizador. El maestro Mateo realizó esta magnífica obra en los albores del gótico cuando se daban ya los últimos coletazos del estilo románico tan profuso en toda Galicia. Otro ritual, sin peso documental, señala como los visitantes ponen el dedo en los huecos de las ramas del árbol de la columna central para obtener la gracia del Señor.

Sobre el tema principal del programa iconográfico del Pórtico de la Gloria se han dado varias versiones. En él se representan escenas relacionadas con la Iglesia triunfante y otros se relacionan con la Iglesia militante. Las escenas relacionadas con la Iglesia victoriosa se alzan imponentes en el arco central y las escenas de la Iglesia militante se hallarían en ambos lados. A la izquierda se hallarían los primeros cristianos procedentes del judaísmo y a la derecha la Gentilidad. El Cielo se hallaría entre el Limbo y el Purgatorio. También podemos contemplar la escena del Juicio Final y la más completa representación del Apocalipsis, según los expertos.
volver a inicio

Para el viajero

Vete de viaje con la última tecnología

GIF Logo Logitravel

Vueling

Air France

Hotels.com

KLM España

Lufthansa

Viajes Marsans